Los amantes del chocolate seguramente dirán que el mejor sitio para conservarlo es el estómago. Y aunque suene gracioso, es totalmente cierto. Los postres que tienen chocolate entre sus ingredientes se deben comer tan pronto como sea posible. El pan del día es el mejor, y la misma teoría aplica para los postres. Está claro que hablamos de compartir, porque el exceso de chocolate no es bueno.

Por eso vamos a explicarte cómo es el ecosistema ideal para conservar el chocolate en verano. La temperatura debería estar entre 15 y 18 grados, mientras que la humedad tiene que estar por debajo del 60%. A menos que te encuentres en un país escandinavo, estas condiciones son difíciles de encontrar en temporada estival.

¿Cómo conservar el chocolate en la nevera?

Si te gusta el vino tanto como el chocolate, y tienes una vinoteca o nevera para vinos en casa, este dato te hará muy feliz: el rango de temperaturas de conservación de los vinos tintos coincide con el del chocolate, es decir, puedes conservar tus dos placeres gastronómicos en el mismo sitio.

Ahora sí, veamos la opción más práctica para todos: la nevera. El chocolate envasado conserva el sabor y aroma correctamente dentro del frigorífico, y tanto la humedad como la temperatura no son tan determinantes. Si el envase ha sido abierto, un recipiente hermético es la mejor barrera contra los olores que puedan impregnarse. Eso sí, cuando llegue el “momento chocolate” recuerda sacarlo de la nevera 15 minutos antes, para que recupere todo su aroma y sabor. Probablemente veas unos toques blancos en su superficie: esto se debe a que la manteca de cacao se ha desplazado por la baja temperatura.

¿Cómo conservar el chocolate en el congelador?

Antes de pasar a las recomendaciones, ¿crees que es muy necesario congelar el chocolate? Piensalo dos veces. No podrás comerlo al momento. Entonces, ¿por qué congelar chocolate? Las “excusas” pueden ser esos dulces típicos de invierno que no se consiguen en otras épocas del año, como algunos turrones, o ese trozo de tarta que quieres guardar para más adelante. 

Está comprobado que una temperatura de -18 °C conserva muy bien las propiedades del chocolate. Del mismo modo que en la nevera, para evitar la absorción de olores hay que utilizar recipientes herméticos.

Pero el mundo del chocolate no se acaba en casa, y mucho menos en verano. ¿Alguna vez has pensado en llevarlo de picnic? Está claro que una nevera portátil serviría, pero una idea mejor para no privarte de tu chocolate favorito es preparar un buen batido de chocolate de verano que puedes guardar tranquilamente en una botella.

Si el diseño te gusta tanto como el chocolate, entra aquí y conoce nuestros frigoríficos y congeladores Liebherr. Y para seguir descubriendo curiosidades, recetas y técnicas gastronómicas visita nuestro blog.

 

40 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Brownie 

  Ingredientes  200 gramos de chocolate negro  110 gramos de mantequilla  4 huevos  120 gramos de azúcar  1 cucharada de esencia de vainilla  85 gramos de harina  Bicarbonato  Nueces  Pepitas de chocolate    Preparación  En un bol ponemos el chocolate y la mantequilla. Lo metemos en el microondas a temperatura media para que…
Leer más

GAZPACHO ANDALUZ

Ingredientes del gazpacho  1 kilo de tomates maduros  1 pimiento verde  1 pepino  1 cebolleta (o ¼ de cebolla)  1 diente de ajo  1 rebanada de pan (unos 50 g)  1 cucharadita de sal  2 cucharadas de vinagre  3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra    Preparación    Lavamos…
Receta ensalada de remolacha
Leer más

Ensalada de remolacha con rúcula y queso de cabra

Ingredientes  1 1/2 kilos de remolacha  3 cucharadas de vinagre balsámico  1 cucharada de aceite de oliva virgen  6 tazas de rúgula  2 onzas de queso de cabra, desmenuzado  2 cucharadas de nueces picadas      Preparación  Limpiar y cubrir las remolachas con aproximadamente una pulgada de agua. Llevar a ebullición y cocinar durante aproximadamente unos 35-40 minutos Enfriar bajo agua fría, y pelar. Dejar enfriar a temperatura ambiente y cortar en cuartos.   …