Si estás pensando en cambiar tu placa de cocina seguro que te has encontrado en la situación de ver las placas de inducción y de vitrocerámica casi idénticas. De hecho, es común no saber cuál de las dos se tiene si ya estaba instalada al comprar o alquilar la casa. Descubre cómo diferenciarlas en este artículo.

Una de las grandes diferencias se encuentra en su eficiencia energética, ya que no consumen lo mismo las placas de inducción que las de vitrocerámica. ¿Quieres saber cuál supone un gasto mayor en la factura y cuál es su consumo real? ¡Sigue leyendo!

Consumo real vitrocerámica

Consumo real de una placa de inducción vs vitrocerámica

El consumo real o rendimiento de una placa es la relación que existe entre la energía consumida y la energía que se convierte en calor. No hay que confundirlo con la potencia que necesita la placa.

El consumo real de una placa de inducción está entre el 80 y el 90%, mientras que la vitrocerámica se sitúa alrededor del 50%. En el caso de las placas de inducción, este rendimiento varía dependiendo del tamaño del recipiente y de su material.

Por lo tanto, la placa de inducción consume un 30 o 40% menos que las vitrocerámicas, un hecho que se ve reflejado en la factura de la luz. Lo consiguen, entre otras cosas, gracias a que son capaces de:

  • Reducir el tiempo que necesitan para calentar. Por ejemplo, para hervir dos litros de agua se necesitan unos 5 minutos, mientras que con la placa de vitrocerámica se requieren unos 9 minutos.
  • Enfocar su calor directo al recipiente.
  • No producir calor residual.
  • Generar calor de forma constante e instantánea.
  • Tener una mayor potencia.

Por el contrario, las placas de vitrocerámica irradian calor a todo lo que se encuentra a su alrededor, provocando un mayor gasto energético que se refleja en la factura de la luz. Aun así, esto también tiene sus ventajas, ya que sirve cualquier recipiente, a diferencia de la inducción.

También hay que destacar que comprar una placa de vitrocerámica es más barato que comprar una de inducción. Sin embargo, si estás pensando en instalar una placa en una casa en la que vas a vivir muchos años, te terminará saliendo a cuenta apostar por la inducción.

Las mejores placas de inducción son de De Dietrich

De Dietrich es la marca con las mejores placas de inducción por sus altas prestaciones y funcionalidades que facilitan el día a día en la cocina. Entre todos los modelos destacamos los siguientes:

Placa de inducción Platinum DPI7966XS: Con una configuración inteligente, una zona de 28 cm que puede llegar a 5000 W y la innovadora horiZone, que permite integrar varios modos de cocción en una sola placa. Las otras dos zonas son de 23 cm y 16 cm, para un espacio total de 90 cm muy amplio.

Placa de inducción vs vitrocerámica

Placa de inducción Pure White DPI7686WP: Una placa totalmente blanca muy elegante y estética. Incorpora la función Switch, que permite a los recipientes conservar los ajustes aplicados aunque se desplacen de una zona a otra.

Consumo inducción vs vitrocerámica

Placa de inducción Absolute Black DTIM1000C: Espacio 100 % zona libre que permite alojar hasta cinco recipientes de todos los tamaños. Reconoce los recipientes de forma inteligente e informa de la regulación de manera automática cuando hay movimiento.

Consumo real placa inducción vs vitrocerámica

388 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *