En los últimos años, los frigoríficos han pasado de ser electrodomésticos que simplemente sirven para mantener la comida en buen estado a un elemento imprescindible en la cocina. A la hora de comprar una nevera, además de fijarnos en las características técnicas, el diseño ha empezado a ser un punto a favor para decantarse por uno u otro. Hoy vamos a hablar de las características que debe tener una buena nevera:

Características frigoríficos

Tamaño y capacidad para optimizar espacio

Lo primero que debes tener en cuenta es el espacio que tienes en tu cocina y la capacidad que necesitas en función de los miembros que seáis en casa. Poder hacer compras grandes y que tu frigorífico no esté a punto de estallar, es un punto importante. Algunas neveras cuentan con una gran optimización del espacio sobre todo en la puerta. Mira siempre que el espacio para las botellas permita almacenar envases de varios litros y deja así libre el resto de los estantes para los demás productos. 

Diseño vanguardista

La estética de un frigorífico o cualquier otro electrodoméstico tiene cada vez más importancia a la hora de tomar la de decisión de compra, sobre todo para los amantes del diseño y el buen gusto. De hecho, los frigoríficos son en la actualidad objeto de diseño y estilo de vida. 

Cabe destacar que en los últimos años el diseño funcional está cobrando mucha importancia pues cada vez son más los hogares que cuentan con espacios más reducidos, por lo que encontrar la fórmula perfecta para ofrecer comodidad en pocos metros cuadrados, es uno de los requisitos más importantes en el sector de la reforma, la construcción y el diseño. 

Cuáles deben ser las características de una nevera

Tecnología para una vida más fácil

La tecnología avanza a pasos agigantados y en el área de los electrométricos más aún. Las marcas se esfuerzan por facilitar y ofrecer una calidad de vida mayor a los clientes. Por eso, están continuamente innovando para garantizar todo tipo de ventajas. 

Está claro que la domótica y la tecnología son otro de los aspectos clave para alguien que busca una cocina funcional y de diseño. Uno de los ejemplos y tendencias que actualmente está de moda son las cámaras integradas dentro del frigorífico para que puedas ver qué tienes y elegir mientras estás haciendo la compra. Además, puedes controlar la temperatura siempre al milímetro y disfrutar de trucos de conservación para que tus alimentos te duren más tiempo. 

Máxima calidad 

Es vital tener en cuenta el uso de materiales y componentes. La calidad solo se alcanza si todos los detalles están perfectamente combinados. De hecho, los estándares de calidad que deben superar las marcas son cada vez más exigentes. Además del cumplimiento de las diferentes normativas ISO que demuestran la eficacia incomparable en el mercado, trabajan al mismo tiempo para superar también las expectativas del usuario.  

Impacto en el medio ambiente

La preocupación que existe por los altos niveles de contaminación y calentamiento global tiene en la actualidad una relación directa con las marcas a la hora de fabricar un electrodoméstico, convirtiéndose en una prioridad. De hecho, el usuario cada vez demanda más productos que miren y que trabajen con el objetivo de disminuir el impacto medioambiental y conseguir una eficiencia energética. En la actualidad, podemos encontrar frigoríficos elaborados con componentes de primera calidad para asegurar que funcionen conforme a parámetros óptimos de bajo consumo.

Monolith

En este contexto, Liebherr, empresa líder a nivel mundial en la fabricación de frigoríficos y congeladores de primera calidad, dio a conocer el año pasado su última apuesta por una nueva gama de frigoríficos bajo el nombre Monolith. Esta propuesta es toda una oda a favor del diseño, e incorpora nuevas dimensiones para los modelos integrados. Sus 2,13 m de altura, sus funciones de última generación, Power Cooling, Smart Device Box y Ice Maker entre otras características, convierten a este electrodoméstico en un must para las cocinas de siglo XXI.

Además, Monolith va un paso más allá con BioFresh-Plus, un cajón capaz de superar las temperaturas de congelación, perfecto para pescados y mariscos. Además, se puede controlar desde el smartphone o la Tablet, así como desde el panel de control dentro del frigorífico.

En definitiva, Monolith, gracias a su tamaño imponente, sus líneas definidas, sus funciones innovadoras, la optimización de espacio interior y su funcionamiento especialmente silencioso es una apuesta segura que se adapta sin fisuras a cualquier diseño de cocina del presente o del futuro.

 

19 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *